Los desafios del Gobierno Bolivariano

¿Logrará el gobierno de Hugo Chavez afianzarse en el plano nacional e internacional y demostrar a los inversores del mundo y a parte de la sociedad civil venezolana la competitividad del modelo chavista neo socialista?

Las relaciones con los diversos grupos mediaticos se anuncian en ese sentido como fundamentales.

La politica del siglo XXI ha demostrado que de nada sirve tener buenas ideas si no se las puede o sabe comunicar.

El desafío comunicacional del presidente Chavez parece plantearse tanto a nivel nacional como en el plano internacional.

La alianza regional con Brasil parece ser clave, el mandato de Lula representa para muchos, una de las mejores gestiones nacionales e internacionales presidenciales de la historia, su popularidad en su segundo mandato supera ampliamente el ochenta por ciento.

¿Porque el presidente chavez es muy popular en el mundo musulmán?

http://www.nuevamayoria.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1534&Itemid=54

Los “viajes antidepre” de Chávez recomendados por su Coach cubano

Tal Cual: “Cada vez que Chávez esta decaído decide un viaje, luego inventa para qué”
“Esta gira que a usted le parece igualita a las anteriores tiene otra especificidad notable, es ideológica”, dice hoy el editorial de Tal Cual, haciendo referencia a la gira emprendida por el presidente Hugo Chávez. Así, el diario pondera que “la inmensa mayoría de los venezolanos hubiese preferido que le compusiera el techo a la escuela de Barinitas o le mandaran unas medicinas al hospital de Boconó”.
Este es el editorial de Tal Cual:Cada vez que Chávez esta decaído decide un viaje, luego inventa para qué.

Pero en realidad, por ociosos que parezcan, siempre tienen algunos fines que no debemos olvidar. Su depresión actual tiene una razón grande: la ingratitud de la mayoría del pueblo que votó en su contra y otros que se quedaron en casa. Además de un merecido descanso y un baño espléndido de disfrutes burgueses, estos viajes le sirven para dar una faceta de su imagen que se daña con tanta ridiculez vestimentaria, conductas chabacanas y discursos populacheros: la dignidad del primer mandatario, necesaria para el fasto de su liderazgo.

Los costosísimos trajes y los protocolos majestuosos, el tuteo con los grandes de este mundo, las ingeniosas ocurrencias que indican su sobrado manejo de los solemnes escenarios (esta vez ya le regaló a Dimitri, el presidente ruso, en plena rueda de prensa, chocolates, mermelada y otras delicias criollas), en fin demostrar que así como puede tener la vulgaridad del conde del Guácharo, también puede emular el cosmopolitismo del generalísimo Miranda. Secretos del poder.

El problema es que el planeta se ha ido reduciendo y la fama de malandro que le ha creado el “maldito” imperialismo (narcotráfico, terrorismo, comunismo, corrupción, tiranía), bravatas con medio mundo y hasta algunas licencias protocolares convertidas en morisquetas (”¿por qué no te callas?”) hace que el grupo de hermanazos felices de invitarlo se haya reducido a unos pocos, todos más o menos de su talante. Salvo Portugal y algún otro el resto de sus anfitriones son bastante mal vistos en la comunidad internacional. Pero bueno, palacios son palacios y recibimientos militares son iguales en todos lados, qué va a distinguir “su” pueblo, suyo, de él. Reales, pues, bien gastados. Que no son sólo los millones de su faraónica escolta, sino que tiene que comprar cada vez más, a diestra y siniestra, para solidificar amores precarios y además hacerse el loco frente a cualquier inmundicia moral, hasta mujeres lapidadas. Pero ahora hay algo sensacional, realmente histórico: hemos entrado, Putin y una catajarria de dólares mediante, en la era atómica. Claro que pacíficamente y que nadie se atreva a vigilarnos ni de cerca ni de lejos porque somos tan soberanos como el teocrático Ahdmadineyad.

La verdad es que es demasiado desconcertante la noticia para comentarla en extenso, pero me temo que la inmensa mayoría de los venezolanos hubiese preferido que le compusiera el techo a la escuela de Barinitas o le mandaran unas medicinas al hospital de Boconó. Pero Chacu piensa en grande la patria y no le para a esas necedades circunstanciales. Veremos. Además esta gira que a usted le parece igualita a las anteriores tiene otra especificidad notable, es ideológica. Fíjese: le ha dicho a los rusos, que han debido dormir asustados esa noche, que la revolución rusa, ¡horror¡, sigue viva, Stalin estaba de parranda. Y por si fuera poco que tienen que leer a Lenin y a Trotsky…estamos en la patria y el reino de los bolcheviques, repito, y habla un chafarote latinoamericano. Bueno, todo sea por la ideología

Chávez ha gastado en viajes 7.500.000 dólares en lo que va de año

Chávez ha gastado en viajes 7.500.000 dólares en lo que va de año. Este año la AN aprobó un crédito de 691.525 bolívares fuertes para cancelar viáticos y pasajes dentro y fuera del país. El costo de su última gira por 11 países fue de 3.500.000 dólares sin incluir sus escalas por Venecia y Madrid. A esto se le suma un crédito de 2.200 millones de dólares para la compra de 92 tanques T-72 y de sistemas antiaéreos Antey y S-300V.

Antecedentes de la relación Venezuela-Irán-Rusia

 

Lo peligroso del caso si en definitiva se llega a concretar, es que Chávez será un simple peón que no tendrá ni siquiera el control de esas armas, y el precio de esa locura genocida lo pagaremos con nuestras vidas los ciudadanos venezolanos. Lo que no logró hacer Fidel Castro con la Unión Soviética, lo lograrán tentativamente Chávez, Putin, Medvedev y Ahmadineyad; poner en jaque a los “gringos” en su propio terreno. Asumo que los rusos no intervendrán directamente en la confección del armamento nuclear, se limitarán al asesoramiento encubierto, pero Irán, potencia islámica que ha jurado borrar del mapa a Israel y a los EE.UU., y país en el que se encuentra actualmente nuestro autócrata militar en medio de un tour Euro-Asiático, ha venido trabajando en su programa atómico-nuclear desde hace tiempo, obteniendo en los últimos años todo el uranio necesario para desarrollarlo a través del régimen criminal castro-chavista. El mayor logro de los radicales iraníes, es que acaban de estrenar hace pocas semanas su primera planta nuclear energética, localizada estratégicamente en el sur del país y a las orillas del Golfo Pérsico. Lo lograron desafiando a la comunidad internacional y en contra de innumerables resoluciones de la ONU, muchas de las cuales fueron bloqueadas por Rusia y China, aliados incondicionales de Irán y Venezuela. El reciente tratado NUCLEAR firmado por Rusia y Venezuela, se trianguló a la perfección con Irán, y era precisamente lo que necesitaba Chávez para explotar el uranio en Venezuela abiertamente, permitiéndole además, el acceso de manera pública e institucional a los científicos rusos e iraníes que vendrán en calidad de colaboradores a desarrollar un “programa NUCLEAR netamente energético y pacífico”. La fachada perfecta para una dictadura institucional perfecta alcahueteada por la comunidad internacional. Veamos ahora los antecedentes de la relación Venezuela-Irán y por qué la firma del tratado NUCLEAR con Rusia es tan peligroso. En noviembre del 2008 representantes del gobierno venezolano y del gobierno iraní, firmaron un convenio “secreto” de ciencia y tecnología, formalizando la cooperación en el campo de la energía nuclear. Documento en Iraní y Español, oprima aquí Una semana después de la firma del convenio, el ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, presentó ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), una exposición en la que establecía que Venezuela desarrollaría un “programa nuclear pacífico” y que un comité de energía atómica, existía desde el 2007. En noviembre del 2008, un contrato entre la empresa estatal venezolana Minerven y la empresa estatal iraní Impasco, otorgó a los iraníes una concesión para una supuesta mina de oro, localizada en el corazón de Roraima, al sur de Venezuela, en el estado Bolívar que bordea la frontera con Guyana. Si bien es cierto que ese contrato pareciese inofensivo, cuando investigamos a fondo encontramos que esa zona contiene uno de los depósitos de uranio más grandes del planeta, según la Corporación Canadiense U308, experta en la exploración de dicho elemento radioactivo. Venezuela puede comercializar uranio cuando quiera, siempre y cuando respete la Resolución 1929 aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado junio de 2010. La Resolución prohíbe a los gobiernos ayudar a Irán en la obtención del uranio, y en la producción de cualquier material o tecnología de índole nuclear. Algo que de antemano sabemos Venezuela no ha respetado ni respetará, por lo menos no por la vía diplomática. Además de lo antes mencionado, encontramos que Irán maneja una fábrica de cemento en el estado Monagas, que según testigos de la zona e información que han proveído al gobierno de los EE.UU. militares venezolanos, no procesa cemento, sino rocas minerales traídas del estado Bolívar. La fábrica se construyó en el 2007 por la firma iraní Edhasse Sanat, perteneciente al Ministerio de Minas iraní. Según los testigos y militares venezolanos, después de que las rocas minerales son recibidas y procesadas, se trasladan a un puerto en el rió Orinoco, de donde son despachadas a barcos de bandera iraní en el Océano Atlántico rumbo al Medio Oriente. En el estado Bolívar también encontramos una fábrica de supuestos tractores con capital gubernamental mixto venezolano-iraní, que se encuentra siempre rodeada de militares y en donde no se ve la maquinaria pesada por ningún lado, según han expresado los testigos y algunos militares de alto rango. En el 2008, un barco de la Armada de Turquía interceptó un cargamento que provenía de Irán con rumbo hacia Venezuela, y en el que se encontraron 22 containeres marcados con etiquetas que decían: repuestos de tractores. En los containeres en realidad había barriles de químicos como el nitrato y el sulfuro, elementos esenciales en la fabricación de bombas y materiales altamente explosivos. El barco era propiedad de la Compañía Nacional Naviera de la República de Irán. Documento: http://www.state.gov/documents/organization/122599.pdf Además de colaborar con el gobierno iraní en los aspectos antes mencionados, el régimen castro-chavista le ha facilitado a la Republica Islámica acceso al sector financiero internacional, a través de bancos y empresas registradas en Venezuela; violentando la Resolución de la ONU 1803, que especifica claramente la prohibición a países miembros de ayudar a Irán a burlar los controles financieros impuestos, sobre todo y ante todo, las transacciones relacionadas con el “Banco iraní Saderat”. Documentos del propio gobierno venezolano del año 2007, muestran al Banco iraní Saderat conformando una sociedad mercantil en Venezuela, bajo el nombre de Banco Internacional de Desarrollo (BID), todos los directores del banco son iraníes y las transacciones se realizan en dólares, contraviniendo las leyes norteamericanas y la Resolución 1803 de la ONU antes mencionada. En el año 2006, el Departamento del Tesoro estadounidense, sancionó al Banco iraní Saderat al comprobar que ayudaba al grupo terrorista Hezbollah financieramente, y permitían que muchos de sus líderes manejaran cuentas bancarias en la institución. De hecho, hace apenas tres meses, la Unión Europea congeló los fondos financieros del Banco Internacional de Desarrollo, argumentando que su ayuda al programa nuclear iraní era innegable y violentaba las resoluciones de la ONU. Documento Unión Europea, oprima aquí. De manera tal, que la relación Venezuela-Irán-Rusia no es una relación beneficiosa para los pueblos democráticos del mundo, y mucho menos para las democracias imberbes de América. Si los EE.UU. y las propias naciones Americanas, sobre todo los países de Sur América hoy en día rendidos a los pies del autócrata venezolano a fuerza de petrodólares, no terminan de reaccionar debidamente, pagarán muy caro su inacción y las ondas radioactivas de un desastre nuclear inundarán nuestras montañas, lagos, ríos, desiertos, llanuras y praderas. El costo de la tragedia será catastrófico y nuestras generaciones futuras pagarán la cobardía de todo un continente alcahueta y corrompido, que le permitió a un megalómano perturbado no solo la destrucción de una pujante nación, sino también el peor desastre humanitario que haya visto el continente y gran parte de la humanidad. Como venezolano demócrata y de bien, me cuesta decirlo y mucho más escribirlo, pero lamentablemente y ante todo pronóstico: Una Revolución NUCLEAR castro-chavista en pleno siglo XXI no solo es viable, ya está en marcha.